Los segregacionistas auguran una “pseudo-inauguración” electoralista por el PP en las próximas semanas

Estructura por la que discurrirá el elevador

Segregación Porteña (SP) advierte que a falta de dos meses para acabar la legislatura, todavía no se ha adjudicado elcontrato de suministro e instalación del elevador que permitirá la visita al Horno Alto Nº2, uno de los pocos testigos del pasado siderúrgico que dio lugar a la creación de la población.

El que fuera concejal de patrimonio industrial durante el gobierno popular-segregacionista, Sergio Paz, recuerda que fue SP quien añadió esta infraestructura al proyecto de restauración y musealización del edificio, sin la cual no serán posibles las visitas.

Sergio Paz inspeccionando el sitio donde bajará la gente del ascensor

Y es que la semana pasada, a poco más de tres meses de las elecciones municipales, la Junta de Gobierno Local acordaba sacar a licitación esta parte del proyecto, paralizada desde hacía más de un año. “La mala gestión o el desinterés del equipode gobierno hizo que seralentizara esta obra una vez expulsada SP del mismo. Lo mismo sucedió con muchas otras obras impulsadas por SP en El Puerto, algunas de ellas incluso se han olvidado, como el museo de la casa obrera”, sentencia el edil segregacionista.


“Hoy día y con las elecciones a la vuelta de la esquina, mucho nos tememos que el señor alcalde y su desmedido afán de protagonismo le lleve a inaugurar en falso el Horno Alto antes de acabar este mes de marzo, en una pseudo-inauguración electoralista. Y si no, al tiempo”.
Sergio Paz recuerda que la rehabilitación del edificio industrial sólo estará completa cuando sea totalmente accesible, por lo que si se cumplen los plazos administrativos y constructivos previstos, será posible abrirlo al público a finales de junio o principios de julio.

Mejoras al proyecto desde SP

El proyecto original de rehabilitación y puesta en valor de este conjunto monumental no contemplaba la accesibilidad al monumento, que se encontraba ubicado dentro de una rotonda. Las mejoras introducidas desde la concejalía de Patrimonio Industrial, a cargo del segregacionista Sergio Paz, añadieron al proyecto la instalación de este elevador, que circulará por la reconstruida estructura del skip –plano inclinado de carga del mineral-, que transportará a los visitantes hasta la plataforma del tragante, que será la de mayor valor didáctico porque en ella se observa el funcionamiento de este gigante siderúrgico.  Una reconstrucción paralela que permite además recuperar la imagen del conjunto, del mismo modo que en su día se hizo con las dos plataformas de puentes grúa.

El ascensor se elevará mediante un sistema tipo "montaña rusa"

La accesibilidad también se consigue con la conexión peatonal a la plaza de acceso, a través de la mediana de laavenida de los Altos Hornos, conformando un museo exterior a través de un recorrido embellecido con piezas siderúrgicas de gran tamaño. Para ello se ha eliminado la rotonda, uniéndola con las medianas al norte y al sur. También se ha acometido la construcción de una vía férrea de ancho métrico, a través de la mediana que circunvala al horno. “Esperemos que en un futuro próximo por esta vía circulará la locomotora Vizcaya, transportando a los turistas y visitantes desde el Museo Industrial, a través de los antiguos jardines de “Fábrica” y la mediana de la avenida de los Altos Hornos, para acabar realizando la parada obligatoria al pie del monumento”, concluye Paz.