► Los hechos han terminado dando la razón a SP

SP ya lo avisó. En las últimas semanas hemos emitido varias notas de prensa referentes al nuevo pabellón del SUNP-6, primero advirtiendo de la lentitud en las obras de construcción, y más tarde denunciando abiertamente la completa paralización de las mismas. En nuestro último comunicado sobre el tema (lo tenéis aquí), decíamos:

Desde SP entendemos que la única solución para este pabellón es, evidentemente, que la empresa que no ha cumplido con su obligación rescinda su contrato; una empresa que ya en su momento advertimos que no tenía la suficiente capacidad como para realizar una obra de esta envergadura. Alfredo Castelló y sus concejales prefirieron seguir adelante con la licitación sin tener en cuenta este condicionante, y así les ha ido.

Bien, pues al final parece que el Ayuntamiento se ha dado cuenta y va a apartar a la empresa Valcomar de este proyecto. Pero tuvo que ser de nuevo SP quien diera la voz de alarma y despertase al equipo de gobierno de ese sopor que les invade cuando se trata de gestionar asuntos que afectan a El Puerto. Para más detalles, aquí os dejamos el artículo publicado hoy por Levante-EMV:

Sagunt rompe con la empresa que hace el nuevo polidepor- tivo ► El retraso de Valcomar en hacer frente a la renuncia a la que se había comprometido ha llevado a esta decisión

Levante-EMV (17/02/2011). La junta de gobierno aprobó ayer iniciar los trámites para rescindir el contrato con Valcomar, la empresa encargada de ejecutar el nuevo pabellón deportivo del Port de Sagunt por un valor de 2,7 millones de euros. El concejal de contratación Juan Serrano ya tuvo una reunión de urgencia la pasada semana con los responsables de esta empresa que acumula cerca de un mes de retraso en las obras, para pedirles que, si no presentaban este lunes un plan para recuperar el tiempo de demora, renunciaran al contrato.

Serrano destaca que este lunes volvió a mantener contactos con la empresa y ésta le mostró su disposición a renunciar. Sin embargo, hasta ayer no se había obtenido esa renuncia, imprescindible para poder adjudicar el contrato a la siguiente empresa mejor valorada. Por ello, en la reunión de la junta de gobierno se abrió el expediente para retirarles el contrato, además de pedir que se penalice a la empresa retirándole la categoría para trabajar para la administración. Así mismo, Serrano no descarta reclamarles daños y perjuicios. El edil se mostraba «muy decepcionado con una empresa que si no puede ejecutar la obra lo que debe hacer es retirarse y no seguir acumulando retrasos».

Esta era la segunda empresa que asumía los trabajos tras la renuncia de la anterior, Intersa Levante. Si finalmente Valcomar renuncia, el ayuntamiento otorgaría el contrato a la tercera empresa clasificada en el proceso de selección. Se trata de la firma Elecnor cuya oferta se encarecería hasta alcanzar los 3,1 millones de euros.

Sin embargo, si Valcomar se resiste a renunciar, el proceso de nueva adjudicación podría todavía demorarse varios meses más ya que primero será preceptivo que el Consejo Judicial Consultivo refrende la decisión municipal de anularle el contrato.