Una vez conseguida la titularidad de la Gerencia a favor del Ayuntamiento, SP planteó como objetivo prioritario la transformación de las antiguas oficinas de AHM en dependencias municipales. Por supuesto, para nosotros este sería el primer paso de cara a ubicar el futuro Ayuntamiento de El Puerto en este céntrico y emblemático espacio.

Así, tanto antes como durante el pacto de gobierno, las conversaciones con los dirigentes del PP, a nivel local y autonómico, han ido en esa dirección. Cuando se firmó el pacto, se trazaron firmemente las líneas para llevar a efecto este objetivo.

Se consiguió el compromiso por parte de la secretaria general de Educación, la señora Concha Gómez, de liberar ese espacio del plan especial del Campus de las Artes Escénicas, y a partir de ese compromiso se buscó la financiación necesaria para acometer la primera fase de restauración del edificio. Concretamente, en el año 2009 se reservó por acuerdo plenario una partida de más de 1 millón de euros para ese fin. Se encargó un proyecto de restauración de toda la cubierta, los cerramientos y la parte más moderna del edificio.

Pero tras la salida de SP del equipo de gobierno, nuevamente aparecen las dificultades. Después de estar aceptado el proyecto, Alfredo Castelló decide cambiar la zona a intervenir, obligando a los arquitectos a rehacer el proyecto, esta vez para restaurar la zona más antigua. Por otro lado, el señor alcalde decide ceder parte del edificio a la Unión Musical Porteña, entidad que goza de todo nuestro aprecio, pero que en el futuro entorpecerá el desarrollo de este espacio como oficinas municipales. Está claro que la maniobra de Alfredo Castelló iba en esa dirección.

El caso es que el proyecto se presenta definitivamente un año después, y se aprueban los pliegos de licitación en Junta de Gobierno el día 19 de enero. Lo cierto es que no se han dado mucha prisa en publicarlo, en la línea de entorpecer más y más. Si todo fuera bien, esta primera fase de restauración debería comenzar para el mes de mayo, pero francamente, estando el señor Juan Serrano al frente, esto parece utópico. Nuestro portavoz, Manuel González, ha demandado al señor Alcalde en los dos últimos plenos que se comprometa públicamente a comenzar las obras para esas fechas, pero lo único que ha conseguido es que Castelló apueste un café, dando a entender que sí que van a comenzar (?).