El pasado día 18 de enero, miembros de IP-SP (Francisco Ruiz y Pilar Fernández) mantuvieron una reunión con los representantes sociales y legales de los trabajadores de Eurocem. Los trabajadores de esta empresa nos trasladaron los pormenores de la demanda presentada ante el juzgado por «cesión ilegal», en la que se exigen las mismas condiciones laborales que los trabajadores propios de la empresa Asland. En esa misma reunión se habló de las condiciones de trabajo y del proceso de producción de la citada empresa, cuestiones ambas que generaron cierta inquietud al trasladarlos a la Junta de Iniciativa Porteña. Tras esa primera reunión, desde la Junta de Iniciativa Porteña se decidió iniciar una ronda de conversaciones con diversos ex trabajadores de la planta que son simpatizantes de nuestra asociación, con el comité de trabajadores de Asland y con la dirección de la empresa, para informarnos más a fondo, contrastando con otras fuentes cada una de las cuestiones tratadas en esa primera reunión.

Así, el pasado jueves se habló con ex trabajadores de la empresa; y durante la mañana de hoy, el portavoz de SP, Manuel González, y el presidente de Iniciativa Porteña, César Vera, acompañados por uno de los asesores de grupo,  han mantenido sendas reuniones  con el director y el comité de empresa de Asland Lafarge.

Tras estas reuniones, desde SP queremos manifestar lo siguiente:

1.- Ante cualquier conflicto hay que escuchar con la máxima objetividad a todas las partes implicadas.

2.- Desde SP exigimos el máximo respeto a los derechos de los trabajadores de la empresa Eurocem y confiamos en que la Justicia actúe con la debida objetividad  ante los contenciosos que mantienen con Asland Lafarge.

3.- Ante la intento por parte de algunas fuerzas políticas que, aprovechando este asunto, quieren acabar con Asland, desde SP manifestamos nuestro máximo apoyo a la continuidad de la actividad de la empresa, que da trabajo a muchas familias de nuestro pueblo.

4.- Por supuesto que esa actividad tiene que ir ligada a unas correctas prácticas laborales en materia de seguridad y medio ambiente, y en esos campos valoramos muy positivamente las explicaciones recibidas desde los trabajadores y la dirección de Asland Lafarge.

5.- Por último, la actividad de Asland Lafarge y del resto de grandes empresas que operan en el municipio tiene que ser vigilada mediante controles eficaces que nos aclaren cuál es la calidad del aire que respiran los ciudadanos, tanto de El Puerto como de Sagunto. Por ello, desde SP se apoyará la moción del Bloc que hace referencia al control de inmisiones, eso sí, siempre y cuando esa moción no contenga ninguna salida de tono a las que ya nos tiene acostumbrados el señor Fernández.