El 81% de los encuestados se opone al trasvase de arena de la playa de Puerto

Desde el periódico La Gaceta de Nuestra Comarca se ha realizado una encuesta a 600 vecinos del municipio para conocer su postura respecto a diversos temas. De la cifra total del muestreo, 400 se han efectuado en el núcleo de Puerto y las otras 200 en Sagunto. El trasvase de arena de la playa, el reparto del presupuesto municipal y la intención de voto son algunas de las cuestiones planteadas que se irán publicando en números sucesivos.

Una vez analizados todos los datos obtenidos de la consulta realizada por La Gaceta, en esta primera edición damos a conocer los resultados correspondientes a la siguiente pregunta: «¿Cambiaría usted la arena de la playa de Puerto por un nuevo paseo marítimo?».

Según se desprende de la encuesta llevada a cabo a nivel global en el municipio, el 81,4% de los seiscientos consultados se oponen al macrotrasvase de arena de 400.000 metros cúbicos a cambio de un nuevo paseo marítimo, mientras que el 8,5% se declara a favor, y el resto, un 10,1% no sabe/no contesta.

Respecto a la respuesta de los que se declaran votantes de algún partido político con representación en el Ayuntamiento, el «no» sigue representando la mayoría en cada uno de ellos: Bloc (80,6%), EU (81,9), PP (84,2), PSOE (77,9%) y SP (91,1%). Entre otros datos a tener en cuenta en este apartado, cabe señalar que el partido nacionalista es el que mayor porcentaje registra a favor del expolio de arena de la costa porteña con un 19,4% y en la posición contraria se sitúa EU donde ninguno de sus votantes apoya que se lleven 400.000 metros cúbicos de arena de la playa de Puerto de Sagunto.

Dichos resultados contrastan con la posición que han mantenido los partidos políticos, principalmente PSOE y EU, que inicialmente mostraron su apoyo al proyecto presentado por la Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, y por el que se aceptaba el macrotrasvase como condición a tener un nuevo paseo marítimo.

Puerto

En cuanto a los datos obtenidos en el núcleo de Puerto, a través de las 400 encuestas realizadas, el porcentaje en contra del trasvase arena aumenta hasta un 86,5%, siendo el 7% aquellos que se muestran partidarios de llevarse la arena. Asimismo, de aquellos que se declaran afines al Bloc el 50% están a favor y el otro 50% en contra; en el caso de del PP y EU no se recoge ninguna postura que defienda la retirada de la arena. Por último, el 70% de los votantes del PSOE porteño se muestran contrarios al trasvase, mientras que para SP es el 91,1%.

Sagunto

Por lo que se refiere al núcleo de Sagunto, el 72% de los 200 vecinos consultados es partidario de no realizar el macrotrasvase de arena a cambio de un nuevo paseo marítimo, el 10,9% dice sí y el 20% no sabe/no contesta. Tanto PSOE, PP y Bloc registran los mayores porcentajes en contra de la retirada de arena y que ronda el 80%, sólo en el caso de los que se reconocen partidarios de Esquerra Unida la cifra es de un 50% en contra de la retirada de arena.

Distintas posturas políticas frente al proyecto de Costas

Desde que se dieran a conocer las intenciones de la Demarcación de Costas, dependiente del ministerio de Medio Ambiente, respecto a la reforma del litoral del núcleo porteño, la polémica y el enfrentamiento entre los partidos políticos ha sido una constante. El ex delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, y la jefa de Costas en Valencia, Lidia Pérez, fueron los encargados de descubrir el anteproyecto para la playa de Puerto de Sagunto. Un nuevo paseo marítimo se proyectaba para la zona porteña, pero la condición clave para que esto fuera una realidad era llevar a cabo un macrotrasvase de arena de 400.000 metros cúbicos desde la playa de Puerto de Sagunto a las playas del norte.

A partir de ahí arrancaba una batalla entre el gobierno local y la Demarcación de Costas donde el principal punto de desencuentro se centraba en retirar «de un plumazo» dicha cantidad de arena. Segregación Porteña (SP) y el Partido Popular (PP) se convertían en los principales opositores al proyecto de Costas llegando a calificar de «chantaje» la propuesta de Costas, es decir, que únicamente remodelarían el paseo marítimo si se llevaban la arena de la playa. Por ello, desde el Ayuntamiento se iniciaron toda una serie de acciones y estudios para presentar una propuesta alternativa ante la Demarcación que impidiera una actuación tan drástica en la costa. Retirar la arena que se va acumulando año a año para comprobar que no se modifica la imagen de la playa, la detección de otros yacimientos de arena a los que poder recurrir como recoge el estudio de Impacto Ambiental de la Autoridad Portuaria de Valencia, etc., fueron algunas de las propuestas que el Ayuntamiento presentó ante la Demarcación de Costas. Sin embargo, otro de los peligros del proyecto del Ministerio era la construcción de dos espigones —uno en paralelo y otro en la zona de Puerto Siles— en la playa de Puerto, una actuación que creaba incertidumbre en cuanto al futuro de la costa y a sus consecuencias reales.

Un posicionamiento distinto ofrecían los concejales del PSOE, EU y Bloc al acusar al gobierno local de ser incapacidad de negociar y de provocar la pérdida de una inversión económica importante por no aceptar el proyecto tal y como Costas lo ponía sobre la mesa. Es decir, estas formaciones políticas pretendían aceptar el proyecto del Ministerio tal y como se presentaba. A pesar de todos los esfuerzos por intentar una mayor flexibilidad en el proyecto, la postura de la Demarcación de Costas y el ex delegado del Gobierno era inamovible: si no hay arena no hay paseo. Además, esta postura no recibía las críticas del PSOE y EU, por lo que la Demarcación contaba con apoyos políticos.

Recientemente, tras la comunicación de órdenes de derribo a tres emblemáticos locales del paseo marítimo, la batalla volvía a surgir. La imagen política que supondría permitir las demoliciones sin un proyecto para el paseo, convirtiendo la zona en un «erial», ha llevado finalmente a una posición de consenso. Las fuerzas políticas del Ayuntamiento, con el apoyo del Consejo Económico Social, aunaron posturas aprobando una moción plenaria y mostrar unidad frente a la nueva negociación. Fue a finales de diciembre cuando se produjo dicha reunión y cuya valoración fue «positiva». Concretamente, se emitió un comunicado en que se concretaba que el Ayuntamiento ha propuesto que «se realice un nuevo proyecto de paseo marítimo, en el que redistribuyan los espacios. Que se saquen nuevas concesiones a licitación acordando los usos con el ayuntamiento, manteniendo las actuales hasta entonces, y a partir de ese momento se concluyan. Que se mantengan los edificios singulares proponiendo sobre los mismos nuevas concesiones y además, que se incluya un aparcamiento tal y como costas dijo en su momento. Todo esto integrando el nuevo paseo con la avenida Mediterráneo y destinando el malecón de Menera a zona de esparcimiento para los ciudadanos».

En el tema de la extracción de arena, la representación saguntina también fue clara: «La delegación municipal aceptaría que se extrajera la cantidad que entra cada año, para arena que necesite Almarda, Corinto, y Malvarrosa. Esto último, siempre y cuando se mantenga la actual imagen de la playa, sin espigones paralelos, ni el espigón perpendicular en Puerto Siles». No obstante, también solicitaron que se realicen estudios anuales, que se cree una comisión de seguimiento previa a las extracciones y se valore la situación para comprobar, entre otras cosas, que la playa no bascula.

Por su parte, Costas ha realizado dos importantes compromisos. El primero de ellos es que el director general, como él mismo afirmó, vendría a visitar la playa, antes de acabar el año, para ver la problemática in situ. Y el segundo y más importante es que pese al recorte presupuestario que han tenido, analizarán las propuestas del ayuntamiento de Sagunto comprendiendo la urgencia e importancia del asunto, sobre todo por las concesiones. En la actualidad se sigue esperando la visita del director general de Costas.