Reproducimos a continuación, para su conocimiento por parte de la ciudadanía, la última nota de prensa remitida por la Junta Directiva del Casino Recreativo y Cultural:

En la tarde de ayer, reunida de urgencia la Junta Directiva del Casino Recreativo y Cultural, acordaron solidarizarse con la demanda de los establecimientos de hostelería de la Avda. del Mediterráneo, en el sentido de que puedan seguir montando sus terrazas, incluso ahora con mayor motivo ante la ley antitabaco que obliga a los clientes a salir a la calle para poder fumar.

«Creemos —dicen— que no se perjudica a nadie pues, tal como estaban hasta ahora, se podía pasear por las aceras a pesar de las mesas que situaban fuera del paso».

Respecto a la concesión que el Casino tiene caducada, insisten desde la Junta Directiva que independientemente de que a nivel particular esta entidad tiene interpuesto un contencioso administrativo, admitido a trámite, y solicitada la suspensión cautelar del derribo de sus instalaciones de la Playa, no es cierto que los establecimientos con concesiones caducadas estén de forma ilegal y mucho menos que no sean «serios y leales» como se atreve a insinuar en unas desafortunadas declaraciones el presidente de Asecam, Luis García, pues, como todos saben, y el señor García con mayor motivo pues ha asistido a todas las reuniones celebradas con las administraciones locales y nacionales, en este momento existe una especie de compás de espera hasta tanto el director General de Sostenibilidad de la Costa y de Mar, Pedro Antonio Ríos, revise el tema y tome contacto físico con el problema «in situ», tal como confirmó en la reunión que sostuvo en Madrid con representantes locales del Ayuntamiento, partidos políticos y del Consejo Económico y Social.

Todos los establecimientos están de acuerdo en suspender la actividad de sus negocios cuando haya una alternativa al actual paseo marítimo y a las actividades que ahora se vienen desarrollando, tanto de hostelería como de las salas de fiesta de invierno y verano, y para la práctica del deporte, como las pistas de tenis que actualmente tiene del propio Casino.

Esperamos, pues, que Asecam, y más concretamente su presidente Luis García, sin arremeter contra nadie, deje de nadar contra corriente y siguiendo el acuerdo adoptado por unanimidad en el Consejo Económico y Social y por el Ayuntamiento en Pleno muestre también su apoyo a quienes, caducada la concesión, esperan que una negociación ofrezca alternativas que solucione su problema hasta que exista un nuevo proyecto de paseo marítimo.