La Gaceta DNC (26/11/2010). El expediente de segregación presentado por Iniciativa Porteña sigue su tramitación en la Dirección General de Cohesión Territorial de Valencia. Concreta- mente, el próximo 9 de diciembre concluye el trámite de audiencia concedido a Iniciativa Porteña y al Ayuntamiento para que hagan sus últimas alegaciones. Después ese expediente irá hasta el Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana, que a su vez emitirá un dictamen «no vinculante» antes de la respuesta definitiva de la Generalitat.

El director general de Cohesión Territorial elaboró una propuesta de dictamen en contra del expediente de segregación de El Puerto con fecha de 14 de octubre, es decir, antes de que Iniciativa Porteña haya aportado su defensa. Esta premura ha provocado la reacción airada desde el ámbito de la asociación porteña. Manuel González, portavoz de SP, nos ha concedido una entrevista para aclarar cuáles serán los siguientes pasos que dará su formación.

Pregunta.— Señor González, aclárenos una cuestión: ¿el dictamen del director territorial es el «no» definitivo al segundo expediente planteado por Inicia- tiva Porteña?

Respuesta.— No. Se trata de una propuesta que sale de alguien cuya opinión tendrá un importante peso en la decisión final. Pero aún quedan trámites por llegar y ni muchísimo menos está dicha la última palabra.

P.— ¿Esperaban este informe del señor Vicente Saurí?

R.— Francamente, no. Todavía estamos en trámite de audiencia, en el que aportaremos las alegaciones finales en defensa de nuestro expediente. El señor Saurí ha traspasado todos los límites de la ética, puesto que, siendo juez, también se ha convertido en parte; pero lo más grave es su falta de respeto hacia Iniciativa Porteña y hacia los 17.000 firmantes del expediente.

P.— ¿Por qué considera que les ha faltado al respeto?

R.— Como le he comentado, aún no está cerrado el plazo para que nos defendamos con la documentación que queramos aportar. Sin embargo, el señor Saurí no ha esperado a que acabemos la tramitación, demostrando que le importa muy poco lo que hagamos o digamos en nuestra defensa. Dicho de otra forma: nos ha sentenciado sin darnos opción a defendernos.

P.— ¿Aún sigue considerando que el pacto con el PP fue positivo para el expediente?

R.— Todos nuestros pasos iban dirigidos a conseguir la segregación. Es fácil decir que no ha sido positivo, pero tampoco sabemos qué habría pasado de no haber pactado. Antes de llegar hasta ese pacto, estuvimos 15 meses en la oposición sin conseguir nada positivo para el expediente. Le recuerdo que en ese periodo la segregación fue denegada por el Pleno del Ayuntamiento. Con el pacto, conseguimos llegar a los máximos órganos de gobierno de la Generalitat Valenciana. No ha habido resultado, pero teníamos que explorar esas posibilidades. Además, los problemas han venido después de la ruptura del pacto.

P.— ¿A qué se refiere con «los problemas»?

R.— Me refiero, evidentemente, a la aprobación, 6 meses después de la ruptura, de la nueva Ley de Régimen Local, y a ese informe del director de Cohesión Territorial. Está claro que los pasos dados por el PP desde Valencia están destinados a infligir el mayor daño posible a SP. No olvidemos que en la Conselleria de Solidaridad hay un estratega político, el señor Rafael Blasco, que a buen seguro ha trazado una estrategia para ir golpeando poco a poco a SP, con la intención de hacer perder credibilidad a nuestro partido y bajar la moral de nuestros votantes.

P.— Volviendo al pacto, ¿ha sacado algo positivo SP de esa etapa?

R.— Por supuesto. Nosotros sabemos que la segregación está al alcance de nuestra mano, pero mientras llega, nuestro objetivo es que El Puerto mejore lo máximo posible. Nuestro grupo político ha evolucionado. Durante esta legislatura SP ha estado en el gobierno municipal y con ello El Puerto se ha visto beneficiado. Se han conseguido importantes logros, destacando el hecho de que, por primera vez en la historia, El Puerto ha conseguido el 60% del presupuesto municipal destinado a inversiones. Algo que contrasta con lo que había ocurrido en los diez años anteriores, en los que El Puerto cedió su poder al Bloc, que gobernó para Sagunto en compañía del resto de partidos. También hemos hecho posible un imposible: la celebración de plenos en El Puerto. Y aún haremos posible otro imposible: conseguiremos nuestro propio Ayuntamiento.

P.— Y a partir de ahora, ¿cuál será la posición de SP ante las próximas elecciones?

R.— Nuestro proyecto se basa en no olvidar nuestra realidad y en no olvidar por qué y para qué se fundó SP. Pero queremos ir más allá. Nuestros votantes se han dado cuenta de que su voto ha sido útil para mejorar El Puerto. Y ese cambio, que se ha producido durante esta legislatura, complementa de forma positiva los fundamentos de SP, que presentará su candidatura a las elecciones municipales de mayo como una auténtica alternativa a los partidos «grandes». Los porteños tendrán que elegir entre seguir con los grandes avances que hemos conseguido para El Puerto o, si lo prefieren, que sea de nuevo el Bloc el que actúe como bisagra.

P.— ¿Piensa usted que la segregación es posible?

R.— Estoy seguro de que la conseguiremos. Ha quedado demostrado que la segregación es una cuestión política. El Puerto mostrará en las próximas elecciones su apoyo a nuestra causa. Con el respaldo a nuestro partido, los porteños le darán mayor solidez a nuestro fundamental objetivo y apuntalarán definitivamente el sueño de conseguir nuestro propio Ayuntamiento. Por lo tanto, el mensaje para los partidos «grandes» es el siguiente: «O nos dejan seguir nuestro camino o nos van a encontrar de frente en el suyo».

Anuncios