A pesar de que nuestro grupo no ha sido invitado, hemos tenido conocimiento, por fuentes del Casino, de la reunión celebrada esta mañana entre los adjudicatarios de los establecimientos que han recibido notificación de derribo por parte de Costas (bar Lonja, Plenamar y Casino) y el conseller de Gobernación, Serafín Castellano. En este encuentro —en el que también estaban presentes la directora general de Turismo, Pilar Collado, y el alcalde—, el conseller ha transmitido a los afectados «todo el apoyo del Consell» y les ha comunicado que se encuentra esperando contestación de la nueva ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, para mantener una reunión en la que se pedirá la paralización de las demoliciones en tanto en cuanto no exista un acuerdo satisfactorio para todos. También se aprovechará esta reunión para volver a solicitar la transferencia de las competencias de gestión del paseo marítimo, transferencia que sí se ha hecho efectiva en otras comunidades autónomas.

Castellano explicaba que «concretamente el pasado día 22 de octubre mandé una circular a la nueva titular del Ministerio de Medio Ambiente para solicitarle una reunión urgente para tratar la problemática que afecta no solamente a Sagunto, sino también a otras playas de la comunidad, de tal manera que se dé a esta cuestión una solución política que dé una seguridad jurídica, que dé unas garantías a los titulares de los negocios de cara a sus empleados, a sus proveedores, a sus inversiones, y sobre todo para que acabemos con esa situación absolutamente angustiosa para los titulares de las concesiones y autorizaciones, ya que nosotros entendemos que tiene poco sentido. Tiene poco sentido porque en primer lugar la Ley de Costas es una ley para toda España y ha de aplicarse exactamente igual; no tiene que haber distintos raseros según las comunidades autónomas. Y en segundo lugar porque son concesiones otorgadas por el propio Ministerio en su momento, y no ha cambiado ni la Ley ni el Decreto ni la normativa de desarrollo».

Todo perfecto. Conviene, no obstante, recordar que ésa es exactamente la postura que viene defendiendo IP-SP desde que Costas dio a conocer su proyecto de remodelación de la playa de El Puerto.