Proposición SP – Respeto y recuperación de los acuerdos aprobados en los Plenos de 13 y 19 de enero de 1937, sobre la segregación de El Puerto

Don Manuel González Sánchez, como portavoz del grupo municipal Segregación Porteña, presenta a la consideración del Pleno del Ayuntamiento de Sagunto la siguiente

PROPOSICIÓN:

La segregación de El Puerto es una cuestión que no viene de ahora. Se han producido diversos intentos que, por unos motivos u otros, no han llegado hasta el fin perseguido por la mayoría de los ciudadanos de nuestro pueblo.

El 13 de enero del año 1937, en el Pleno Municipal de este Ayuntamiento, se presenta el segundo intento de segregación, esta vez a cargo de los concejales de la CNT. Según nos narra Buenaventura Navarro en su magnifico libro sobre la historia de El Puerto, en el acta de ese Pleno, el secretario trascribe así:

A propuesta del compañero Hipólito Delgado, solicitando la segregación del poblado del Puerto de esta Ciudad, se acordó proceder a los trámites reglamentarios, y en su día proceder asimismo al plebiscito en ambos núcleos de población, a fin de que se emita el parecer de los vecinos del Puerto y de Sagunto, y nombrar una comisión compuesta de dos gestores (concejales) del Puerto y uno de Sagunto a fin de interesar dicha segregación al Consejo Provincial.

En la siguiente sesión plenaria (acta del Pleno del 19 de Enero de 1937), nuevamente un hombre desde las posiciones de la CNT expondrá la situación, las gestiones realizadas y los medios para alcanzar la Segregación.

El Secretario Municipal lo trascribió de esta forma:

A continuación el compañero Marcos Villar, como uno de los componentes de la comisión nombrada a fin de interesar a las autoridades competentes de Valencia la segregación total del poblado del Puerto de esta ciudad, dice lo siguiente:

«De acuerdo con el Pleno de la sesión anterior, fuimos a Valencia y nos entrevistamos con el Consejo Provincial. Nosotros les expusimos las razones de nuestra visita y los compañeros de dicho Consejo no nos pusieron ninguna clase de impedimentos a nuestras pretensiones. Nos dijeron la forma en la que la teníamos que hacer el expediente, y si este se formaba con arreglo a los trámites que se han de llevar, casi con seguridad que nos será concedida la separación del Puerto de Sagunto. Sagunto, como parte interesada y que desde luego yo creo que pondría oposición en este asunto, nos dijeron que no tenía que ir esta ciudad a referéndum alguno. Como se dijo en un principio, es El Puerto únicamente el que tiene que hacer referéndum, pues como lo pide una sociedad o una agrupación determinada tiene que procederse a votación para ver si la totalidad del Puerto quiere la autonomía solicitada.

»Una vez hecho esto, y si la mayoría pide la autonomía, en un estudio detallado de las condiciones de vida, como de población, características, etc., presentamos un informe al Consejo Provincial y éste lo pasará inmediatamente al Consejo de Estado procurando que éste informe favorablemente a nuestra petición. Con este informe favorable, que es el último trámite a seguir, tendremos concedida la autonomía del Puerto, sin necesidad de una serie de trámites largos y engorrosos que antes obligaban a seguir.

»Éstas fueron las gestiones realizadas cerca del Consejo Provincial, las que exponemos a nuestros compañeros».

Por unanimidad se acordó por el Consejo Municipal darse por enterados de las manifestaciones del compañero Marcos Villar.

A partir de esa fecha llegaron los bombardeos franquistas sobre El Puerto. La persistencia de estos ataques aéreos, y en ocasiones navales, sobre el núcleo porteño obligó a destinar todos los esfuerzos a preparar defensas antiaéreas y refugios, y empujó a muchos ciudadanos a la evacuación y a distribuirse en casas de huerta y en poblaciones cercanas más seguras.

Buenaventura Navarro concluye este capítulo de la historia de El Puerto con la siguiente afirmación:

Así pues la guerra, su bárbaro desarrollo con su carga de muerte, se encargó de cercenar y frustrar este nuevo intento segregacionista del Puerto, que fue encabezado e impulsado por las fuerzas sociales de izquierdas de aquel momento.

De no haberse producido el golpe de estado del General Franco, con toda probabilidad se habría celebrado un referéndum en El Puerto, y con toda seguridad ese referéndum habría reflejado el sí a la consecución de la plena municipalidad para los porteños.

En los últimos años, todo lo que se ha votado en este Pleno respecto a la segregación de El Puerto han sido informes de los técnicos municipales que incidían en el cumplimiento o no de la Ley de los expedientes presentados por Iniciativa Porteña. Pero hoy lo que les vamos a pedir desde SP es algo bien diferente. Queremos que el Pleno se posicione y aclare si respeta lo acordado en esa difícil etapa de la historia de España; hoy les vamos a pedir que actúen con el debido respeto a la memoria histórica que merecen aquellos que conformaban el Pleno del Ayuntamiento de Sagunto en el año 37. En memoria de aquel que llevó la iniciativa de aquel Pleno de enero del 37, don Hipólito Delgado, que fue fusilado el 28 de julio de 1939 en el campo de tiro de Paterna a los 25 años de edad; o de Marcos Villar, encarcelado durante el régimen franquista hasta el año 1952. Ellos dijeron sí a la segregación, ellos dijeron sí a un referéndum y sólo la injusticia de una guerra fraticida cambió el rumbo de un acuerdo, cambió el camino hacia la plena municipalidad de El Puerto.

Por todo ello, desde Segregación Porteña presentamos al Pleno la siguiente

PROPUESTA DE ACUERDO:

  1. Que el Pleno del Ayuntamiento de Sagunto reconozca la validez del acuerdo plenario del 13 de enero de 1937 y las posteriores gestiones ante el Consejo Provincial, planteadas al Pleno el 19 de enero de ese mismo año, respecto a la segregación de El Puerto.
  2. Que, de acuerdo con lo planteado en aquel entonces por el Consejo Provincial, el Ayuntamiento de Sagunto dé los pasos necesarios para la celebración, antes de tres meses, de un referéndum sobre la segregación en el núcleo de El Puerto.
  3. Que sea trasladado el contenido del presente acuerdo a la Generalitat Valenciana y a la Dirección General de Cohesión Territorial, al mismo tiempo que al Conseller de Solidaridad y Ciudadanía, don Rafael Blasco Castany.
  4. Que una vez celebrado el referéndum, su resultado sea trasladado de forma inmediata a los mismos destinatarios del punto tres, y también al Presidente de la Generalitat Valenciana, don Francisco Camps.

Puerto de Sagunto, a 25 de octubre de 2010

Manuel González Sánchez
Portavoz del Grupo Municipal
Segregación Porteña