Ayer por la tarde se partió el tronco del enorme árbol de la plaza del Sol. Por lo visto, a pesar del aspecto saludable que presentaba, su interior estaba completamente podrido.

Numerosos vecinos se han congregado en los alrededores, lamentando que un árbol tan hermoso, longevo y emblemático haya acabado de esta manera.

El árbol en cuestión, en una imagen de finales de 2009.