Artículo de opinión de Sergio Paz Compañ

La Gaceta DNC, 17/09/2010. Resulta irritante, insultante y, sobre todo, muy preocupante la situación que está tomando nuestro patrimonio industrial. Parece que la dinámica de parálisis municipal del ayuntamiento saguntino afecta, sobre todo y «casualmente», a las obras comprometidas desde el equipo de gobierno con SP y que, obviamente, se encuentran en El Puerto.

Irrita la forma de actuar del gobierno saguntino del PP, para el que no hay problemas —ni financieros, ni organizativos— a la hora de organizar eventos como La destrucción de Sagunto o la conmemoración de la Guerra de Independencia, y en cambio parezca misión imposible estrenar la película El Hacedor de Realidades, sobre la vida y obra de Sir Ramón de la Sota y Llano, en la Nave de Talleres, un escenario digno para tan ilustre personaje.

Insulta el «pasotismo» del actual concejal de Patrimonio Industrial hacia este asunto y otros que afectan a nuestro patrimonio; porque recordemos que también el archivo histórico minero-siderúrgico sigue pudriéndose en los sótanos de las antiguas oficinas de Altos Hornos sin que el PP mueva una carpeta. Me he quedado literalmente atónito de que —según publica la prensa— ni siquiera asistiera a la comisión de seguimiento de las obras del Horno; claro que también estuvo ausente en las pruebas de iluminación del mismo, a las que yo sí me tome la molestia de asistir y comprobar in situ sus deficiencias.

Preocupa pensar que una obra tan importante para los porteños como es el Horno Alto podría sufrir una paralización cuando tan sólo queda el 3% para su finalización. Sería la segunda de su historia (la primera, hace ya una década bajo un gobierno socialista; la de ahora, con el PP).

Y estos son tan sólo algunos ejemplos de lo que como concejal de SP y anterior responsable del Patrimonio Industrial están sobre la mesa, a los que podría añadir la total e incomprensible paralización de las obras de rehabilitación y acondicionado del futuro Museo Industrial (Nave de Efectos y Repuestos), la todavía pendiente adquisición de la Casa Obrera como casa-museo del Barrio Obrero y ejemplo etnográfico de la vida de los primeros pobladores de El Puerto, y la rehabilitación del edificio de las antiguas oficinas de Altos Hornos en el recinto de la Gerencia. Recordemos que todas estas obras tienen partida y consignación presupuestaria.

Sergio Paz Compañ
Concejal de Segregación Porteña

Anuncios