Como todos sabéis, SP presentó en el Pleno de ayer jueves una moción en la que pedía la adhesión del Ayuntamiento de Sagunto a la «Plataforma de Pueblos por la Plena Municipalidad». Esta moción fue rechazada por los votos de PSOE, PP y BLOC, y contó con la abstención de EU y con los 6 votos a favor de los concejales de SP. En el debate, nuestro compañero Manuel González insistió en que era inexplicable la posición de algunos de los partidos respecto a la segregación, cuando en otros lugares esos mismos partidos están encabezando directamente los movimientos segregacionistas. El cierre del debate lo hizo Manuel, y os lo reproducimos a continuación:

«Alcanzar la plena municipalidad no es una cuestión de leyes. Las leyes, igual que se aprueban, se pueden cambiar. Ustedes saben que el triunfo de esa causa depende de la decisión política que se adopte en cada caso; y aquí, en nuestro municipio, se ha convertido en una cuestión personal de algunos políticos, que están actuando con auténtica ceguera ante el deseo de la mayoría absoluta de los habitantes de El Puerto.

»Si no, señor Fernández, vaya usted y se lo explica a sus compañeros de partido (BNV), alcaldes de las pedanías de La Xara y La Llosa de Camacho. Por cierto que los votantes del Bloc de aquellas poblaciones lo hacen con todo el sentimiento del buen nacionalista, independientemente de que comparta o no esa ideología. Y digo esto porque convendrá conmigo en que aquí su partido se retroalimenta de SP y recoge los votos más radicales y anti-porteños del núcleo de Sagunto, es decir, que de nacionalistas, nada de nada.

»También me gustaría que los señores del PP se acercaran a sus compañeros de El Perelló o a los de Barraca d’Aigües Vives. Por cierto que el alcalde de la pedanía del Perelló se sentía engañado porque sus compañeros de la Conselleria le habían dicho que podía presentar cuantas alegaciones quisiera, algo evidentemente incierto. Y qué decir de los concejales del PSOE: vayan y se lo explican a los del Mareny. Por último, señor Egea, vaya usted y explica su posición en Benicull, localidad que se segregó recientemente, pero que  con la nueva ley, lo habría tenido imposible. Y entre quienes encabezaban el movimiento, estaban los militantes de EU.

»Cualquiera de los argumentos que ustedes han utilizado para rechazar el expediente de El Puerto es aplicable a esos pueblos en los que su discurso es radicalmente distinto al de nuestro municipio.

»Ellos no cumplen con la distancia geográfica, no cumplen con el requisito de mantener la calidad en la prestación de los servicios, no cumplen con tener un mínimo de dos mil habitantes; pero en todos los casos, al igual que los porteños, tienen el sentimiento de ser un pueblo diferente, no reconocen como propio el Ayuntamiento bajo el cual tienen que regirse… Y por eso, porque quieren alcanzar la plena municipalidad, van a defender su sentimiento, van a defender su idea de pueblo; y lo van a hacer, lo vamos a hacer con la cara bien alta, con dignidad, con convicción y, sobre todo, con la legitimidad que nos dan la mayoría de los habitantes de todos nuestros pueblos.

»En todos esos casos, los políticos se han puesto al servicio del pueblo. Ustedes, sin embargo, quieren que sea el pueblo el que se incline ante su idea personal, que plasman en un posicionamiento político que difícilmente se puede entender desde El Puerto».

Anuncios