Las leyes, igual que se aprueban, se derogan

En el discurso de Manuel González con motivo de la aprobación de la nueva Ley de Régimen local de la Comunitat Valenciana, refiriéndose a lo ocurrido con San Pedro de Alcántara, un pueblo andaluz que lleva más de 20 años intentando la segregación de Marbella, nuestro portavoz expuso lo siguiente:

«Al igual que en nuestro caso, su expediente permaneció paralizado durante dos años.

»Al igual que en nuestro caso, durante ese tiempo se desarrolló y aprobó una nueva ley por la Junta de Andalucía, que en ese caso introdujo el requisito de que tenían que existir 7.500 metros de zona no urbanizada entre los dos núcleos de población.

»Al igual que en nuestro caso, se introdujo una disposición transitoria que obligaba al cumplimiento del expediente iniciado con anterioridad a la aprobación de esa ley.

»La Junta de Andalucía, ante la no presentación de documentación que acreditara esa separación de 7.500 metros entre núcleos, decidió caducar el expediente.

»Casi veinte años después, ese expediente sigue vivo y el Tribunal Supremo se lo ha devuelto a la Junta de Andalucía para que lo resuelva de acuerdo a la ley anterior. Además, el dictamen del Supremo ha generado inseguridad jurídica en la aplicación de aquella ley, provocando que se instruya una nueva que ha rebajado de forma sustancial los requisitos necesarios para la segregación de municipios».

Efectivamente, la Ley cambió

La plataforma ciudadana que lucha por la segregación de San Pedro de Alcántara emitió el 28 de julio el comunicado que reproducimos a continuación:

El pasado día 25 de julio entró en vigor la nueva Ley de Autonomía Local, que permitirá que San Pedro de Alcántara se convierta en el municipio 102 de la provincia de Málaga.

La disposición transitoria primera de la Ley 5/2010, de 11 de junio, de Autonomía Local de Andalucía, dice lo siguiente:

Procedimientos iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de la presente ley:

A los procedimientos de modificación de términos municipales, de cambio de capitalidad o de denominación de municipios y los de creación de entidades locales autónomas iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de la presente ley, les será de aplicación el régimen jurídico vigente en el momento de su incoación.

La ley en la que se amparó la Junta de Andalucía para dar por caducado el expediente de segregación queda derogada con el siguiente artículo:

Disposición derogatoria única. Disposiciones derogadas:

1. Quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo dispuesto en esta ley, y específicamente:

3. La Ley 7/1993, de 27 de julio, Reguladora de la Demarcación Municipal de Andalucía.

Al derogar la Ley 7/1993, desaparece el siguiente artículo:

Artículo 8°. Podrá crearse un nuevo municipio por segregación de parte de otro u otros cuando concurran, de forma simultánea, las siguientes circunstancias:

1. Que el nuevo municipio cuente con una población no inferior a cuatro mil habitantes y que entre aquél y el municipio matriz exista una franja de terreno clasificada como suelo no urbanizable de una anchura mínima de siete mil quinientos metros entre los núcleos principales.

Este artículo, junto con la disposición transitoria tercera, que dice: «Los expedientes de modificación de términos municipales con anterioridad a la entrada en vigor de la presente ley se sustanciarán de conformidad con el contenido de la misma».

Estos artículos derogados han sido los que desde la Junta de Andalucía y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han impedido que San Pedro se constituya como municipio independiente de Marbella, ignorando la ley que en su momento estaba en vigor, que es la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, y también el Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, que permiten, sin lugar a dudas, la viabilidad de la creación por segregación del municipio de San Pedro Alcántara, ya que el expediente presentado por la Comisión Promotora para la creación del municipio de San Pedro Alcántara en 1991 cumplía todos los requisitos de aquella ley. Tan sólo una nueva manipulación de la Junta de Andalucía impedirá que se cumpla lo que los sampedreños pedimos por mayoría absoluta al firmar ante el secretario del Ayuntamiento de Marbella nuestro apoyo al expediente de segregación.

San Pedro Alcántara y sus habitantes tienen intactas las esperanzas de constituirse como municipio independiente. Desde Opción Sampedreña entendemos que cada día está más cercana la justicia para nuestro pueblo; por eso lucharemos para que la democracia y el Estado de Derecho se impongan a la injusticia y las decisiones caprichosas que ignoran la voluntad de la mayoría de los ciudadanos de San Pedro de Alcántara y Nueva Andalucía.

Opción Sampedreña reconoce la labor incansable de la Comisión Promotora por la Independencia y Creación del Municipio de San Pedro Alcántara. Gracias a su esfuerzo, estamos muy cerca de conseguir que San Pedro sea un pueblo independiente.

IP-SP mantiene la ilusión intacta

Está claro que la vida da muchas vueltas, y lo que parece más claro todavía es que la segregación de El Puerto, al igual que en el resto de casos, es más una cuestión de oportunismo político que de requisitos legales. Por lo tanto, no nos dejemos intimidar por esa nueva ley hecha para poner más obstáculos a lo inevitable: que El Puerto alcance la plena municipalidad.

Plaza e Iglesia de San Pedro de Alcántara (haz clic para ver a tamaño completo).