La Conselleria condiciona volver a usar el antiguo edificio industrial a una mejora de la economía o a que Zapatero dé fondos a Sagunt a Escena, y abre la puerta a que el ayuntamiento utilice el espacio.


Levante-EMV, 25/08/2010. La Nau de Sagunt [sic] seguirá cerrada en 2011. Este es el planteamiento que maneja la Conselleria de Cultura una vez finalizada la edición de este año del festival Sagunt a Escena, en la que toda la programación se ha concentrado en el Teatro Romano.

El antiguo edificio de los Altos Hornos del Mediterráneo —eje de la ya aparcada Ciudad del Teatro— continuará así fuera de la circulación en cuanto a usos escénicos, puesto que el departamento de Trinidad Miró no contempla otras posibilidades al margen del festival del verano.

La postura es clara, apuntan fuentes de la Conselleria: mientras no aumenten los recursos presupuestarios, el objetivo es destinar la mayor parte posible de los fondos a programación y no a la apertura y mantenimiento de otros espacios, que son además especialmente caros, como la Nau.

De esta manera, el escenario previsto en este momento de cara a 2011 es que el citado recinto, en cuya recuperación la Generalitat ha gastado más de 21 millones de euros (lo dice el informe del síndic de comptes), permanezca cerrado.

Sólo dos circunstancias podrían alterar este panorama, pero ambas se consideran improbables. Una es una mejora sustancial de la coyuntura económica, que suponga un aumento de los recursos autonómicos destinados a Cultura, algo que por ahora no se vislumbra. Al contrario, todo indica que las cuentas de 2011 serán restrictivas en lo cultural y en todo lo que no sean servicios básicos.

La solución entonces —y esta es la segunda circunstancia hipotética para reabrir la Nau— es que llovieran millones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para Sagunt a Escena. Pero en el departamento de Miró no contemplan esta posibilidad. Todas las previsiones indican que los presupuestos estatales de 2011 serán austeros —la Unión Europea vigila de cerca el déficit español— y, además, las relaciones con el Ministerio de Cultura son inexistentes: la consellera y González-Sinde no se reúnen desde hace más de un año.

Miró ha lamentado en más de una ocasión que el Festival d’Estiu de Teatres no recibe nada del Gobierno, mientras que los de Mérida y Almagro recogen 600.000 euros y casi medio millón, respectivamente.

El ahorro por cerrar la Nau en Sagunt a Escena es de 400.000 euros —casi la mitad del presupuesto de 2009 del festival—, según los datos que dio Miró.

Que la vieja nave industrial tenga alguna actividad —aunque no sea escénica— en el futuro próximo dependerá del Ayuntamiento de Sagunt, que, según las fuentes consultadas, valora algún planteamiento al respecto. El terreno, no obstante, continúa perteneciendo a una empresa del Estado.