La fachada oeste del colegio Nuestra Señora de Begoña, además de conducir a diversas dependencias del colegio da acceso a la Iglesia del Carmen, situada en el piso superior, y en el piso inferior al salón de actos, recientemente rehabilitado. Debido a las obras de rehabilitación llevadas a cabo, el único elemento que se podía considerar  como “accesible” era una rampa de madera colocada por el Ayuntamiento para facilitar el acceso a los feligreses del Carmen. Esta rampa ha acabado finalmente destrozada por el uso durante los trabajos de obra, por lo que hoy en día el vestíbulo y, por tanto, el resto de dependencias resultan inaccesibles.

En Segregación Porteña estamos recibiendo numerosas quejas de los vecinos de El Puerto, en las que piden alternativas al uso de los escalones, ya que por diversos motivos no pueden utilizarlos, siendo la única entrada a la iglesia y la principal del teatro. Las salidas laterales que posee el teatro son de servicio y evacuación en caso de emergencia, además de no dar directamente al exterior sino a los patios interiores del colegio.

Por estos motivos, observamos que no se está cumpliendo con la normativa  que existe sobre accesibilidad, al mismo tiempo que no se están teniendo en cuenta los puntos desarrollados  en el Plan de Accesibilidad elaborado por el Ayuntamiento.

Se entiende por accesibilidad: “Al conjunto de condiciones que hace posible el ejercicio de los derechos y deberes, de modo autónomo por cualquier persona, con independencia de que tenga limitadas determinadas capacidades. Es decir, que cualquier persona pueda, aunque esté limitado por alguna minusvalía, acceder a los servicios que ofrece ese edificio, así por ejemplo acudir a un teatro”.

Desde Segregación Porteña consideramos que con el fin de mejorar la calidad de vida de la población, especialmente de aquellas personas que poseen algún tipo de discapacidad, y por las personas mayores que residen en nuestra municipio, así como ante la inminente inauguración del salón de actos, se hace más necesaria que nunca la instalación de una nueva rampa, más consistente y duradera que la anterior.

En vista de lo expuesto, el grupo político municipal Segregación Porteña propone:

Que desde el Ayuntamiento se realicen las gestiones necesarias para la instalación de una rampa que cumpla los criterios y normativa sobre accesibilidad en las escaleras del vestíbulo de la fachada oeste del colegio público de Nuestra Señora de Begoña.