Levante-EMV (extracto). El vicepresidente tercero del Gobierno y presidente del PSOE, Manuel Chaves, criticó ayer la propuesta anunciada por el portavoz del PP en Les Corts, Rafael Blasco, de eliminar ayuntamientos como medida para combatir la crisis económica, afirmando que tal opción unicamente servirá para «ofender a los ciudadanos y crear problemas».

Chaves aseguró que la única solución para «producir ahorro» es «la coordinación» entre consistorios y «la fusión de servicios, a través de acuerdos entre pequeños municipios con las metrópolis, o a través de mancomunidades que dan una prestación de servicios mejor».

Chaves hizo estas declaraciones durante su intervención en la III Conferencia de alcaldes y portavoces socialistas celebrada en Guadalest, a la que también asistieron el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, la secretaria provincial Ana Barceló, y casi todos los dirigentes socialistas de la provincia de Alicante.

Jorge AlarteAlarte reforzó la postura pro-municipalista manifestada por Chaves abogando por los municipios como protagonistas de la política y del entorno de desarrollo económico, laboral y social. Tareas que no pueden llevarse a cabo, según dijo, «cuando la Generalitat niega dinero a los Ayuntamientos», y se opone a crear el fondo de cooperación municipal pedido desde hace años por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, mientras mantiene una política de «despilfarro, deuda y proyectos faraónicos» durante 15 años en la Comunitat Valenciana.

Marta Torrado

Tras conocer las palabras de Chaves, la vicesecretaria de Comunicación del PP de la Comunidad, Marta Torrado, dijo que el vicepresidente es el responsable directo de la quiebra de «todos y cada uno de los ayuntamientos de España».

La nueva ley ya ha suscitado las primeras reacciones ante el temor de la desaparición de los pueblos más pequeños, concentrados, mayoritariamente, en la provincia de Castelló. Todos ellos se han mostrado unidos y defienden la estructura mancomunada frente a las fusiones que propone la ley y que podrían afectar al 45% de pueblos castellonenses. La postura de los alcaldes se sustenta en la experiencia de casi dos décadas de las mancomunidades en Castelló. Como la Mancomunitat Espadà Millars, integrada por 15 pueblos, la del Alto Palancia, formada por 16 municipios, y la de els Ports que la forman 17 localidades. Todas ellas corresponden a las comarcas donde se concentran los pueblos con menos habitantes y nacieron con el objetivo de compartir los servicios básicos para abaratar costes, finalidad que persigue ahora la nueva ley de reordenación.

Los pueblos de Castelló rechazan perder la identidad

La nueva ley ya ha suscitado las primeras reacciones ante el temor de la desaparición de los pueblos más pequeños, concentrados, mayoritariamente, en la provincia de Castelló. Todos ellos se han mostrado unidos y defienden la estructura mancomunada frente a las fusiones que propone la ley y que podrían afectar al 45% de pueblos castellonenses. La postura de los alcaldes se sustenta en la experiencia de casi dos décadas de las mancomunidades en Castelló. Como la Mancomunitat Espadà Millars, integrada por 15 pueblos, la del Alto Palancia, formada por 16 municipios, y la de els Ports que la forman 17 localidades. Todas ellas corresponden a las comarcas donde se concentran los pueblos con menos habitantes y nacieron con el objetivo de compartir los servicios básicos para abaratar costes, finalidad que persigue ahora la nueva ley de reordenación.

En el caso de la Mancomunitat Espadà Millars desde el año 1991 se están compartiendo los servicios de recogida de enseres, vidrio y cartón, asistenta social, ayuda a domicilio, psicóloga, etc. Por otro lado, la Mancomunidad Intermunicipal del Alto Palancia (1993) presta a sus municipios la promoción turística, los servicios sociales y la ayuda a domicilio o la promoción económica.