► El decreto publicado ayer en el BOE impide a los ayuntamientos pedir créditos a largo plazo.

► Sagunto se verá obligada a paralizar obras en Altos Hornos y en varios barrios.

Las Provincias, 25/05/2010. «Hasta el 31 de diciembre de 2011, las entidades locales y sus entidades dependientes no podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo, en cualquiera de sus modalidades, para la financiación de sus inversiones». Esta prohibición plasmada ayer en el Boletín Oficial del Estado ha dejado perplejos y asustados a los ayuntamientos valencianos que no podrán recurrir a la deuda para intentar mantener el gasto público o afrontar las tímidas inversiones previstas en el final de legislatura. Incluso puede que alguno tenga problemas para pagar las nóminas de sus trabajadores. (…)

Y es que de la resolución del Gobierno se desprenden consecuencias peligrosas. La primera es la ejecución de las obras presupuestadas en varios años. De hecho, es muy frecuente recurrir a las operaciones con los bancos para pagar las obras año a año y ahora esa posibilidad se restringe. Tampoco el consistorio al que le venza un crédito en lo que queda de 2010 o en 2011 y no pueda pagarlo podrá refinanciarlo porque el decreto lo prohíbe taxativamente. Con las medidas publicadas ayer tendrá que hacerse cargo de la deuda completamente con los recursos que tenga.

Así, la decisión del Ejecutivo central para reducir el déficit paralizará gran parte de las obras proyectadas con dinero público en Sagunto. Actuaciones entre las que se incluye la financiación de los trabajos en el Horno Alto número dos; un futuro centro de recepción de visitantes en el que ha quedado pendiente las instalación del ascensor de 180.000 euros. Pero ésta no es la única obra pendiente de financiación que no podrá verse acabada en el plazo previsto. También la adecuación y mejora de algunas calles del municipio, como el Barrio de la Marina en el Puerto de Sagunto o la calle Valencia del núcleo histórico saguntino, una de las principales vías de acceso y salida del casco antiguo, también se verán hipotecadas a consecuencia de la nueva medida. Por ello, el edil de Hacienda del Ayuntamiento de Sagunto, Sergio Muniesa, aseguró que la prohibición «va a colapsar a todos los ayuntamientos; es lo que nos faltaba para ahogarnos del todo». (…)

Anuncios