Hoy ha dado comienzo la instalación de la gigantesca estructura del elevador que dará accesibilidad al Horno Alto, una vez se le incorporen la cabina y los mecanismos de elevación. Durante la mañana, los operarios han colocado, apoyados sobre los antiguos pilares del skip, los soportes metálicos que sustentan la estructura; y por la tarde, dos enormes grúas elevaban el enorme esqueleto metálico hasta su posición definitiva.

Esta infraestructura, que fue ideada por el anterior concejal de Patrimonio Industrial, Sergio Paz, pretende conseguir dos objetivos: por un lado recuperar una estructura que formó parte del Horno y que es imprescindible para comprender su funcionamiento, pues era la que permitía cargarlo de mineral, y por otro lado dar accesibilidad a esta enorme masa de hierro a todas personas de movilidad reducida. El elevador desemboca a 32 metros de altura en la plataforma del tragante (por donde entraba el mineral al Horno), sin duda alguna la más didáctica y educativa del conjunto del monumento.

Esperemos que el gobierno del Partido Popular cumpla con el acuerdo plenario del pasado abril en el cual se aprobó por unanimidad completar la accesibilidad del Horno con la compra del elevador.

(Haz clic sobre las imágenes para verlas a tamaño completo).