Está siendo noticia en los medios de comunicación la intención del Ayuntamiento de urbanizar la porción de suelo rústico conocida como «Borde Norte», «Tetón» o «Mamellot», comprendida entre el barrio de San José, la playa, la zona de San Francisco de Borja y el río. Este proyecto, apoyado por IP-SP, ha generado cierta polémica, sin duda porque es una cuestión de gran calado.

Haz clic sobre la imagen para verla a tamaño completo:

Se trata de una decisión valiente y Segregación Porteña ha decidido apoyarla, a pesar de la oposición levantada, porque contiene mejoras de interés general para el futuro crecimiento de El Puerto:

  • Se construirá un nuevo puente sobre el Palancia que mejorará nuestras comunicaciónes con Canet.
  • Los barrios de los Metales y del Padre Jaime, así como la parte baja de las calles de la playa, incluida la Buenavista, verán solucionada de forma definitiva la amenaza contra futuras inundaciones por desbor- damientos del río, una amenaza que el PATRICOVA (Plan de Acción Territorial de carácter sectorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana) ha catalogado como de grado 6.
  • Se creará una importante zona verde de más de 140.000 m², en la que se respeta el actual bosque de eucaliptos y que constituirá un nuevo «pulmón» para El Puerto.
  • Se adquirirá el suelo dotacional que estaba pendiente en la zona de San Francisco de Borja para la construcción de colegios e infraestructuras deportivas.
  • Se conseguirá la creación de una importante bolsa de suelo para la construcción de más de 1.700 viviendas protegidas.

A pesar de todo esto, desde determinados sectores se está intentando envenenar a la opinión pública con información muy sesgada. Detrás de todo ese montaje en contra de la urbanización hay importantes promotores, que saben que con el desarrollo del Borde Norte, el Fusión está muerto. Por eso alimentan la desinformación, para intentar crispar y poner en nuestra contra a la ciudadanía.

Evidentemente, no disponemos de sus medios económicos, pero aun así tratamos de explicar a los porteños el porqué de nuestra actuación. Después, que cada uno saque sus propias conclusiones…

Haz clic sobre la imagen para verla a tamaño completo:

Borde norte: sin inundaciones

En la imagen inferior, el área coloreada señala la zona inundable actual; la línea gruesa representa la protección contra inundaciones que supondrá la urbanización de Borde Norte; el área rayada indica la posición de barrios como el de los Metales, el del Padre Jaime e incluso Ciudad Mar, que evitarán de forma definitiva el resultar anegados por los desbordamientos del río.

Haz clic sobre la imagen para verla a tamaño completo:

El texto que sigue ha sido extraído de un comentario de «Tetón» recibido en nuestro blog el 3 de mayo de 2010:

De las aproximadamente 150 propiedades de las que está formada el área del Borde Norte, casi el 100% están de acuerdo en la recalificación de estas tierras de rústicas a urbanizables. De este casi 100%, sólo alrededor de un 15% se personaron en el Pleno para exigir la minoración de las cargas de urbanización que hiciese más económica su aportación, a la vez que aumentase su balance final de gastos e ingresos. No acudió a la cita el señor Mellado que, como propietario, abandera y lidera junto a un diario local a este grupo que se siente disconforme con las tasas de urbanización.

La razón principal de la negativa a aceptar las bases se fundamenta en la repercusión sobre el PAI del 100% de los costes referidos al puente sobre el río Palancia y sobre el cual los partidos políticos que apoyan el PAI se comprometieron a realizar las gestiones oportunas para repartir sus cargas entre las administraciones interesadas. Por otra parte, también se habló del mal momento económico y constructivo que hace poco ventajosa para los propietarios la inversión en la urbanización de los terrenos, máxime cuando se habla de que en tiempos pasados se han llegado a ofrecer 180.000 euros por una hanegada, siendo rechazado este dinero por el propietario, esperando que los precios subieran aún más.

¿Debe un ayuntamiento o la política que mayoritariamente le representa atender a sus propuestas estratégicas de desarrollo en función del momento económico o, por el contrario, se han de atender las razones que el interés general lleve al menor perjuicio de las partes? ¿Es posible que en una operación de estas características se pueda ofrecer satisfacción a todas y cada una de las partes? ¿Dónde se encuentra la frontera entre la falta de recursos para acometer la urbanización y la simple y llana intención de sacar el máximo rendimiento? Siendo el Borde Norte una de las mejores zonas a desarrollar en Puerto de Sagunto, por su buen planeamiento y por su situación estratégica, ¿puede ser atractiva para los constructores sin la buena conexión vial del puente sobre el río Palancia?

En general, mil preguntas que podríamos hacernos y que no impiden considerar que la partida de lo ocurrido en el último Pleno referido al Borde Norte concluya en tablas, sin ganadores ni vencidos, considerando que parece lógico revisar el asunto del puente, aunque una recalificación de estas características permita repercutirlo al PAI. Celebrar finalmente que por fin los porteños pueden discrepar, gritar e insultar en los Plenos de su propio pueblo. Duelen las prendas, pero es por lo que siempre se ha luchado.

Descárgate la versión pdf imprimible de este post:


Anuncios