El Parlament aprueba que La Canonja, la localidad catalana número 947, se separe de Tarragona

El País (15/04/2010)

El Parlament ha acabado la primera votación de hoy entre vítores y aplausos. No era para menos. Cataluña está de estreno, con la aprobación de la independencia de La Canonja (Tarragonès), ayer una entidad descentralizada de Tarragona, hoy el municipio catalán número 947. Los vecinos del pueblo, de 5.150 habitantes, que se han trasladado al Parlament a presenciar la votación han celebrado su independencia en el propio hemiciclo, y en los pasillos. Los 135 diputados del Parlament han dado el sí por unanimidad.

Con la Ley que da la independencia a La Canonja —que, por razones prácticas, no será totalmente efectiva hasta dentro de seis meses—, se repara el estatus histórico del municipio. En 1963 un decreto franquista lo anexionó «voluntariamente» a Tarragona. Desde el inicio de la democracia los vecinos han luchado para volver a recuperar su estatus, un proceso que se aceleró cuando en 2004 el Ayuntamiento de Tarragona inició los trámites para que pudiera independizarse. «Hoy es un día histórico», ha sentenciado el alcalde de La Canonja, Roc Muñoz, que ha pedido a los vecinos que embellezcan sus balcones con banderas y pancartas del pueblo, que el Ayuntamiento reparte oportunamente, para celebrar el nuevo esatus municipal. «La Canonja es importante para el modelo de país que queremos», aseguró el consejero de Gobernación, Jordi Ausàs, que presidió la votación.

La alteración del nuevo término municipal deberá ser comunicada al Gobierno. La Canonja tendrá una superfície de 7,32 kilómetros cuadrados y limitará con Tarragona, Vila-Seca, y Reus. Hasta las próximas elecciones municipales, el Departamento de Gobernación de la Generalitat nombrará una gestora de once miembros —de acuerdo con los resultados de las últimas elecciones—, que se encargará de comandar el nuevo municipio.

Anuncios